Esta hermosa canción, dedicada a los pueblos abandonados de Castilla y León –y por extensión a todos los pueblos- está recogida en un pequeño librito que editaron «Los Trovadores de Castilla» de Burgos, grupo que se fundó en 1978 por Francisco Javier Hernando, compositor y autor junto a Julián Pérez.

De la labor de recopilación del folklore castellano que hicieron hablaré en otro post. Aquí podéis encontrar la letra y la partitura que escribieron además de varias versiones en vídeo.

A LOS PUEBLOS DE CASTILLA
Pueblo mío, vengo a verte, a pasar contigo un día,
El alma se cae de pena, al ver tus casas vacías.
Ya no hay niños en la escuela, y la torre se ha caído,
Ya no hay cura ni maestro, ni mozas que ya se han ido.

Déjame pueblo que llore, quiero tus piedras besar,       
¡Ay Castilla! no te mueras, de abandono y soledad.

Ya no tocan las campanas, y se ha parado el reloj,
Todo es nostalgia y silencio, ya no hay canciones de amor.
Solo veo una viejita, sobre unas piedras sentada,
Que aumenta más mi dolor, al ver su cara asustada.

Yo te amare pueblo mío, aquí vendré a trabajar     
A darte vida y amores, y tus campos levantar.

Mis manos harán tus casas, tus campanas tocarán,
Tendrás niños que te canten, tendrás vida y tendrás pan.
Tendrás fiestas en tu iglesia, y flores en tus ventanas,
Y mozas para bailar, tu mejor jota Serrana.